“Nadie es dueño de mí”. Mi primera vez con Mon Laferte.

Desconcierto, intriga y cierto nerviosismo, pero a la vez una pizca de seguridad; es lo que uno experimenta cuando sucede la primera vez.

Anuncios