Albert Hammond Jr. no eres tú, soy yo

Texto: Cesar Covarrubias Yañez | @CesarCY_

A El Plaza Condesa yo lo veía como un bar de mala muerte: ni lleno ni vacío y con mucha gente que no entendía el porqué estaban allí; simplemente no cabía en su cabeza la ausencia de canciones del “Is This It” o del “Room On Fire“. Me di cuenta de que él (Albert Louis) lo notó cuando saludó diciendo: “You’ve come! (¡Vinieron!)” al cual estuve a punto de contestarle: “You don’t say! (No me digas)”.

Yo no sé ustedes, pero sentirse mal durante un concierto al que deseabas ir es de la chingada; y no hablo de los efectos secundarios de sustancias etílicas o alucinógenas, sino de cuando ni siquiera un Jim Morrison al inicio gritando “You cannot pettition the lord with prayer!” de fondo te daría el impulso necesario para disfrutar las guitarras Strokeras del pequeño de los Hammond.


Ni Albert, ni su Fender Stratocaster jamás quisieron sonar a Julian y compañía, al contrario, nos dejaron una buena dosis de pegajosos riffs que NO hicieron bailar a todos (ni a mí obviamente), pero fue delicioso disfrutar parado la manera en la que tres guitarras y un bajo combinaban casi perfectamente rolas de sus materiales solistas como lo hicieron con: “101“, “GfC“, “Strange Tidings” y “Born Slippy“. 


El Sr. Albert Jr. no tendrá lo que su padre: un gran currículum tanto en español como en inglés, el placer de haber compuesto canciones para grandes artistas como Johnny Cash o Tina Turner ni la suerte de haber vivido en los 70’s, pero sabe separar muy bien su trabajo solista del que hace con The Strokes sin caer en interpretaciones bobas de “Reptilia” o “Last Nite“.

Son las 11:15 y sigo casi en firmes con un ansia bipolar entre irme y quedarme hasta el final. Afortunada y/o desgraciadamente, Albert hizo que el sufrir mi indecisión pasara rápido y un poco antes de la hora y media de concierto, y después de un encore de tres canciones, aplicó ‘la última y nos vamos’ con “Side Boob“, la que cierra su reciente disco, para no volver más. Igual y en una de esas, las pocas ventas de su concierto también lo hicieron sentirse mal como para agarrar el pretexto de irse por unos mezcales. Así debí hacerlo yo.
Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s