“Nadie es dueño de mí”. Mi primera vez con Mon Laferte.

Por Cesar Covarrubias Yañez | @CesarCY_

Mon Laferte Covash

Desconcierto, intriga y cierto nerviosismo, pero a la vez una pizca de seguridad; es lo que uno experimenta cuando sucede la primera vez.

La mía fue algo diferente, parecía sentir que llevaba ya años y años de experiencia. Entré a la habitación, había una mesa de una longitud parecida a las cenas en las mansiones lujosas. No había papeles que tirar al piso, pero estaba ella al principio, la persona de la cual estaba familiarizado con sus gritos pasionales que habían sonado más de una decena de ocasiones en mis audífonos.

“Nadie es dueño de mí, ¿sabes? Lo peor que puede pasar es que si a mi se me ocurre grabar mi canción y no puedo por contrato, me van a correr. No pasa nada, puedo seguir siendo yo. Si quieren que esté me van a querer igual, y si no a la chingada (risas).” 

Los sonidos de una construcción se filtraban a través de las ventanas de las instalaciones de Universal México mientras Mon Laferte platicaba acerca de ‘El Cristal’, canción que le compuso a su abuela cuando murió: “No alcancé a llegar a Chile y mi despedida de ella fue a través de un vidrio. Yo pensé que era la única persona que le había pasado eso. Me llegaban cientos de mensajes de mis fans con historias similares.”

“Sí, fumo mota y qué” fueron las palabras de la cantante previas a mis austeras preguntas de neófito en el periodismo musical: ¿Cómo te sentiste entrando al Vive Latino como público y no como artista?

“La camioneta se retrasó, perdió el pase y no pudimos entrar como banda. Tuve que bajarme y pasar las revisiones del público. El guardia no me creyó que iba a tocar y se burlaba. Perdí mucho tiempo y empecé a correr para llegar temprano. El público me tomaba fotos y me echaban porras. Fue todo demasiado rápido, me tardé más de 1 semana en procesar todo lo que había pasado.”

Nada de dormir con la Familia Telerín a las 9 de la noche, de pequeña ella se desvelaba con su abuela hasta las 3 o 4 de la mañana tocando la guitarra y cantando.

“Siempre que participaba en los festivales de la escuela, sabía que iba a ganar. Desde niña me dibujaba en un sueño tocando frente a un público en un típico teatro con cortinas rojas y yo con un vestido largo, también rojo. Yo daba por hecho que ese día iba a llegar. Ahora que va a ser el Lunario y ya no hay boletos, como que no me la creo.”

Hablando del Imperial, del Vive, del Lunario, de sus presentaciones gratis en los parques, la chilena también admitió que va a distintos tipos de conciertos: “Soy muy extrema. A veces me animo a ir a conciertos metaleros, me arriesgo al desmadre, ahí tienes al Hell and Heaven, pero sino, me gusta estar sentadita como la última vez que fui a ver a Natalia Lafourcade al Metropólitan.”

Y siguiendo con este tema, Norma Monserrat Bustamante Laferte tuvo que elegir 3 canciones que tocaría en un rapidín: Vuelve por favor, Tu falta de querer (acústica) y un cover… mmmm… fuck! Podría ser algo folclórico o podría ser un bolero. Pensé en Janis Joplin, pero me gusta cantar en español. Creo que me quedo con Violeta Parra.”

Fue una jornada agitada y llena de entrevistas para Mon, pero algo hay de bueno en eso, se fue conociendo un poco mejor mientras conversaba conmigo y con todos los demás. Al final sigue siendo un ser humano más:

“¡Ay ya, qué bueno! ¡Dejé de hablar!”

Anuncios

¿Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s